miércoles, 27 de abril de 2011

El Divorcio con una Pérfida.


Uf este año es impresionante como se separaron amigos, lo increíble como algunos salimos airosos del matrimonio, como yo, que soy felizmente divorciado. Ósea nuevamente un soltero. Aunque de verdad el estar casado no fue una buena experiencia, si le doy gracias a la ex por querer llegar a un divorcio de mutuo acuerdo, eso no por mí, más que nada por mi hijo, que dentro de todo es lo más maravilloso que se logro de esa mala unión marital.
La verdad que no considero mucho quien tiene la culpa o no en mi ruptura, ya que la verdad no siento odio ni nada, son aspectos de la vida que uno no toma en cuenta cuando debe, que es un consejo que quiero dejar plantado en el tema de hoy, la verdad que antes de casarme sentía que no era la adecuada, pero no era que lo pensara, es como dije, lo sentía muy dentro de mis entrañas, que la verdad me estaba equivocando con la persona que había elegido, pero como ya estaba en mis treinta y tantos me apuré cometiendo el error de no analizar mejor la situación y me case. Lo cual obviamente no funciono, al rato ya el matrimonio en sí para mí era un tormento, claro llegaba a la casa y no sentía que me amaban como se debía, me daba cuenta que me molestaban muchas cosas de ella que creo que cuando se está enamorado de verdad no deberían molestar. Y así hasta que gracias a Dios ella se dio cuenta y me solicitó el divorcio, el cual claro en un principio fue del terror porque uno sabe como empiezan estas cosas pero no como terminan y claro teniendo un hijo de dos años en medio producía en mi un horror inexplicable el sólo pensar en la posibilidad de no poder verlo como corresponde, pero por otro lado sentía que se me liberaba de un gran peso, ya no tenía que llegar a una casa donde no me sentía cómodo y con una persona que realmente sentía que no me quería de verdad. Pero bien así paso el tiempo y si bien no somos grandes amigos nos llevamos relativamente bien y lo mejor de todo que logramos no afectarle en nada a nuestro hijo que era lo principal.
Pero todo lo anterior fue mi relación, que es muy distinto a lo que veo que le está pasando a un montón de amigos, es impresionante como existen mujeres que son verdaderas víboras que, toman al ex marido como una especie de enemigo que hay que destruir a toda costa, que no merece vivir en paz, uf y un millón de cosas más.
Lo peor de estas pérfidas es que la verdad ven el dinero como una meta que deben alcanzar a toda costa, sin importar la destrucción y daño que dejen en el camino, contratan abogados inescrupulosos que hacen cosas que realmente van motivadas a destruir a la otra persona, ellas hacen todo el trabajo con odio, buscan la manera de hacerle la vida imposible al ex y se levantan en la mañana viendo cómo hacer algo para destruirlo más.
Como estoy escribiendo este blog no es cosas que las invente, la verdad que cada vez que me encuentro con uno que tiene problemas con su ex, lo entrevisto y veo todos los pro cómo contra, obviamente también hay hombres que son un asco, porque de verdad no toman conciencia ante sus hijos y con la escusa de que ella es una pérfida, atacan a sus hijos y no le dan ni siquiera el mínimo, que para que quede claro eso lo encuentro un error que nunca debes cometer, porque es ahí cuando a una dulce princesa la puedes transformar en una verdadera pérfida y en ese caso es con justa razón porque ella estaría velando por el bien de sus hijos y ve en ti a un ser abominable que no toma en consideración a los niños que es lo más importante de toda la relación.
Bueno, pero para ir al tema, una pérfida lo que busca, como siempre eh dicho es el dinero lo que más la motiva y eso está claro porque, en especial así tienen más para gastar, también más tiempo para ir al mall, además pasa a ser un lugar donde pueden gastar a destajo, ya que le si le sacan mucho al ex no tienen porque trabajar y tienen más tiempo para pasar ahí.


¡Que miedo ha despertado el demonio de la pérfida!

La pérfida no tiene asco en hacerles daño a los hijos, en someterlos a sus intereses ocupándolos como herramienta de manipulación para exigir hasta lo último que su ambición necesita para ser saciada. Si total quieren todo lo que le pertenece al marido y ojala quede en la calle como mendigo y sufriendo, que nunca pueda rehacer su vida. Si piensen nomas para todos que tenemos padres normales uno los quiere a los dos y no porque ellos pelen a ti te van alejar de uno de ellos, es mas por lo común las pérfidas no son buenas madres y los hijos prefieren al padre, aunque hay algunas que son buenas madres pero aún así son pérfidas. Y alejan o más bien secuestran a los hijos y la familia del padre no les ve nunca más. Es tanto esto que en muchos países civilizados ya la mujer que hable mal de su ex marido ante sus hijos es sancionada al igual que el padre, pero este es un tema más común en las mujeres, además ya se está viendo que los padres de hoy somos más comprometidos con nuestros hijos que los de antaño, por lo cual ya hay países donde se está sacando leyes para que la tuición sea compartida y pasen mitad del tiempo con cada uno, no de forma tan injusta como es hoy que lo ven un 20% a diferencia de ellas que los tienen un 80%. Y eso es una realidad, yo gracias a Dios no tengo ese problema, pero con horror veo como amigos apenas pueden compartir con los hijos, porque la pérfida les cronometra hasta los segundos que comparte con ellos y si llega un segundo tarde ya lo están acusando en el juzgado de familia, que si bien hay que ordenar las cosas, creo que la ley está equivocada aún en darle parámetros tan cortos y cerrados a los padres, ya que, verlos semana por medio y que puedan dormir sólo dos días contigo al mes lo encuentro algo subhumano y abusivo, Es por eso que muchos de los que fuimos hijos de padres separados perdimos tanto contacto con ellos, en especial porque nuestras vidas fueron alejadas de ellos, de nuestros papás.
Bueno, en fin por lo menos ya el mundo se está regulando un poco, espero que las leyes sean más justas para ambos y en especial para los niños, que si bien uno se separa ellos no deberían sufrir el alejamiento de uno de los dos. Por eso creo en que hoy por hoy internet nos acerca más unos a otros y es una buena herramienta para alzar la voz y luchar por nuestros derechos. Ya hay organizaciones de padres que les raptan a sus hijos y están logrando algo, de hecho te recomiendo si estas en problemas similares ubícalos en tu país y hace tu palabra más fuerte, que te guíen en tu problema y no pierdas ni un segundo del amor de tus hijos, mucho menos por la culpa de una pérfida.


Como consejo final si sabes que vas a tener que luchar contra una pérfida la tuición y derechos de visita de tus hijos, te recomiendo lo siguiente:


1.- Contrata a la mejor abogada posible, ojo te digo abogada y no abogado en forma recalcada, eso porque los hombres somos más ingenuos que las mujeres y ellas se van a dar más cuenta de la verdad, y no van a caer ante las lágrimas de cocodrilo o situaciones que saben manipular muy bien las pérfidas.
2.- Contrata abogada especialista en divorcios, no cualquier abogado.
3.- Busca asesoría en organizaciones de padres separados, revisa tus derechos.
4.- Nunca te despreocupes de tus hijos, siempre atento a todo.
5.- Nunca le mandes nada por escrito ni le hables por teléfono ni digas nada que te pueda perjudicar o ser mal utilizado.
6.- Nunca bajes la cabeza, siempre la frente en alto y que se de cuenta de que no le vas a permitir que te manipule con los hijos, que si sólo lo intenta le saldrá caro y muy.
7.- Nunca bajes la guardia, no le creas nada aunque venga con lagrimas de cocodrilo, en lo posible evítala que todo se dirija a tu abogado.
8.- Ubica a tus amigos solteros y empieza a disfrutar de tu libertad nuevamente no caigas en depresión, mucho menos por ella.
9.- Si tienes novia nueva que ella no sepa, hasta que termine el juicio, eso la hará atacar con más fuerza porque por lo general, odian verte feliz.
10.- Siempre revisa nuestro blog y únete a nosotros en Facebook ahí te ayudaremos en todo lo posible, con nuestros consejo. Y hace hasta lo imposible por ser feliz, disfruta la vida y olvídate de esa mala situación.