domingo, 27 de septiembre de 2015

Cuando el Demonio acecha





Como nunca me había dado cuenta que algunas veces uno mete las patas en pequeñeces para ti pero para ella son actos terribles, porque uno como imbécil que es, dónde en esta era todavía no entiende el idioma femenino, como tampoco comprendes nada de la nueva generación de mujeres que ya no controlamos, peor estamos en la era que ellas nos quieren controlar a toda costa, llevándonos a un abismo de ataques cada vez más certeros, donde vemos que tu personalidad es menoscabada día a día.

La verdad que hoy si no estás dispuesto a soportar la vida cotidiana en pareja, si no aprendes que hay cosas que si les puedes decir y hay cosas que no, si no te das cuenta que no la puedes involucrar en todo lo que haces, que no es un amigo, es tu mujer tu pareja, quien es hoy la mujer de la supuesta era con igualdad de géneros. El cual al parecer nunca va ser tal, ya que, siempre al parecer va haber un género que va a querer pasar por sobre el otro. Donde hoy los hombres nos hacemos los locos ante los constantes ataques incluso de los gobiernos contra el género masculino.

Se habla de no a la violencia hacia la mujer, que para mí no me parece incorrecto, pero si me parece incompleto, porque la verdad se debería hablar de NO a la violencia de géneros, porque es impresionante como todos nos espantamos  cuando un hombre le pega a una mujer o cuando la humilla lo cual es un acto horrible, por lo cual todos saltamos en su defensa. Pero somos tan imbéciles los humanos que cuando vemos que una mujer le pega a un hombre o lo humilla nos reímos del tema, como si fuera un acto simpático lo que esta sucediendo.

Todo esto nos demuestra que en esta era de la nueva mujer, tenemos al demonio acechando, quien busca humillar a la especie humana a su mínima expresión donde ya no sabemos cómo actuar para llevar vidas unidas en pareja, si es notorio el nivel de fracasos en los matrimonios, en una sociedad que hoy nos absorbe día a día, donde el consumismo nos está convirtiendo en máquinas humanas que a más frías, más capaces de producir son, donde nos vemos con una nueva mujer que humilla al hombre a niveles que son insoportables, donde vemos hombres que terminan hasta matando a su mujer después de recibir cientos de miles de humillaciones.

Entonces mi tema lo empiezo a dejar más claro, la verdad que la violencia de la mujer existe, un acto terrible que vemos en forma cotidiana porque de verdad pasa. Pero cuantas veces ellas humillan a hombres hasta niveles sicóticos donde a un hombre normal lo transforman en un verdadero demonio. No será que es el quien nos acecha en la vida  cotidiana y por eso hoy vemos esta violencia de géneros, que es lo que quiero corregir de nuestra nueva sociedad.

La verdad es que si no despertamos de este mal funcionamiento que estamos teniendo como sociedad, donde debemos entender cómo funciona cada género, que la verdad nadie está libre de caer ante la locura de ser humillados, donde este acto es algo que proviene de ambos géneros, la capacidad de humillar es un acto humano, quien genera violencia a niveles macabros, que hay veces que  tanto ellas como ellos terminan matando a la persona que se suponía que amaban.

Por esto hoy quiero decirte, no caigas ante el acecho del demonio, no debes humillar ante nada a tu pareja, trata de entender que pasa, como funciona tu genero opuesto, si más que mal lo más lógico es vivir felices juntos, apoyarse uno al otro para convertirse en grandes personas cada uno.

Suerte y espero que entiendas este breve mensaje, para que puedas ser feliz con quien amas y hagas más grande ese amor con todas tus fuerzas y no dejes que el demonio aceche tu relación.   




miércoles, 23 de septiembre de 2015

La Busca Pleitos





Un genoma humano está fallando, no sabes porque pero la amas descontroladamente. Pero ella es una busca pleitos, las denomino así porque de verdad a veces me pregunto ¿Cómo? De verdad ¿Cómo? Tienen esa capacidad de poder sacarnos de los cabales, con esas preguntas retorcidas que vienen una tras otra para buscar la falla, la más mínima que encuentren en la conversación, les sirve para iniciar un pleito con las dimensiones de la odisea de Homero para llegar a Penélope.

Vaya que somos soñadores los hombres, creemos saber todo pero la verdad que somos ignorantes. Las amamos pero no las entendemos,

¿Cómo saber que quieren?
¿Cómo saber que contestar?
¿Cómo saber porque tanta pregunta de control?



La verdad que deberíamos saber muchas cosas, te voy a explicar de esta manera. Una busca pleitos, generalmente es muy apasionada, que seguramente te tiene enamorado hasta el cogote y vos ahí como pelotudo a su siga tratando de mantenerle feliz. Pero ¡Cuidado! Estas con una busca pleitos y esa es su pasión, porque le gusta gritar, llorar, descontrolarse y hacer unos de berrinches de la gran puta. Pero al final así como le gusta subir su pasión descontrolada con los más sórdidos chillidos que asustan a cualquier dinosaurio de la era inicial de los tiempos, también le gusta bajar en nubes que la alojen en tus brazos. Es por eso que debes saber actuar, saber enojarte y desenojarte para no ser atropellado por la busca pleitos. Pero a la vez no es algo que no se pueda llevar, solamente debes saber alejarte cuando el humor lo ves negro. Saber controlar tu ira, porque créeme te va a tratar de sacar de tus casillas en forma constante, eso hasta que lo logren, porque es la caja de pandora para ellas, quieren saber;

¿Cuál es tu reacción?
¿Cuánto demoras en reaccionar?
¿Cuál es tu límite?  



 


Bueno cuando te toque una busca pleitos te recomiendo que te tomes un camión de paciencia, atiende tus inquietudes, revisa que sea esa la no pérfida que necesitas para ser feliz para que disfrutes de la pasión y la locura de tu busca pleitos.

martes, 22 de septiembre de 2015

¡Cuando el Diablo les entra!



Hace como tres años que no escribía, pero la verdad que cuando uno entra a este mundo tortuoso donde el trabajo te destruye en su monotonía. Se da cuenta de que lo que le gusta, siempre va estar dentro de ti hablando detrás de tu oreja.

Hoy necesitaba escribir unas cuantas líneas para ti, me da risa al pensar que eh escrito tantas barbaridades que ni se para que las hago. Pero de verdad hay veces que necesito desahogar lo que pienso de alguna manera.

Te voy a confesar algo que nunca pensé que me afectara. Pero de verdad hoy me doy cuenta de que las relaciones siempre van a ser complejas, que por más que ames a una persona, está siempre va a salir con algo que te de miedo.

No sé, me imagino que tal vez a las mujeres les sucede más a menudo que a los hombres. Esos sustos cuando nos descontrolamos y destruimos las cosas de rabia que nos da cualquier situación, esas miradas con locura por los enojos que nos nublan la mente.

Bueno, la verdad a mí las mujeres las amo, pero hay veces que cuando les viene la locura me dan terror, no sé si te ha tocado esas interrogaciones dignas de campo de concentración, donde no sé si serán las amistades que le nublan la mente con atrocidades de otras relaciones o que de verdad tienen cortos circuitos en la cabeza desde que se creó Eva. Pero de verdad, no entiendo nada cuándo empiezan a contestarse solas, preguntas que vienen formuladas de formas muy capciosas que solamente las mentes brillantes de mujeres sediciosas pueden inventar para nublar la mente de su amiga.



Me imagino que te ha tocado más de una vez estar muy tranquilo en lo tuyo, cuando llega ella, si ella la mujer que amas.  Cuando comienzan las preguntas de temas que ni siquiera entiendes.
Claro, te preguntan por algo que ellas deducen que sabes, pero la verdad no tienes la más mínima idea de que te habla, ya que son ellas quienes estuvieron doscientas horas hablando del tema con las amigas, pero a tu vida el tema no ha estado ni por un segundo. Y vaya que te caen encima y tú en Never Land Ni Idea. Lo que hace toda la discusión peor, ya que, empiezan a enojarse y a contestarse todo, con preguntas que de verdad no la alcanzas ni a computar cuando ya te están retando por que no hiciste lo que ella asumía que deberías haber hecho o contestado a sus preguntas como ella piensa que debería haber sido. Pero tú sigues en Never Land no sabes ni siquiera porque la discusión.

Bueno, la verdad que yo te quiero dar un consejo muy sencillo, cuando a ellas les entra el diablo no te queda otra. Tienes que hacer caso a lo que Napoleón decía “La única batalla que se gana arrancando es con la Mujer”.