lunes, 5 de octubre de 2015

Cuando sus ojos te enamoran


¿Sabes cuantas veces te puedes enamorar en la vida? Esta es una pregunta extraña, pero de verdad difícil de contestar.

La vida nunca sabemos que nos depara, yo te puedo enseñar miles de fotos con los ojos más bellos que te puedas imaginar, con las bocas más carnosas y dulces que jamás podrás conocer.
Siempre tendremos miles de opciones para elegir, eso nos pasa en prácticamente todo. Elegimos autos, casas, ropa, comida, amigos, pareja y mucho más. Prácticamente lo único que no podemos elegir es a la familia. Pero eh ahí mi pregunta ¿Podemos elegir a nuestro amor? Creo que en este ítem no te tengo una respuesta clara, porque de verdad ¿Qué tanto elegimos? Podemos andar con mujeres bellas, pero si su alma no se conecta con la tuya, estas en graves problemas. Porque una flor si bien puede ser bella por fuera puede ser muy venenosa por dentro, lo cual te va a generar un problema grave, ya que, si nos vamos a una línea de tiempo, generalmente la belleza se lleva gracias a la juventud. Es como cuando compras algo, en general es bello mientras es nuevo, pero conforme el tiempo lo desgasta pierde sus características de belleza. Bueno con nosotros los seres humanos nos pasa exactamente lo mismo. Conforme la edad llega nos vamos transformando en seres con cada vez menos gracia. Pero esto es en el exterior, ya que, el interior funciona muy distinto a más tiempo pasa, tu belleza espiritual se puede hacer muy atractiva, aunque tu belleza física ya la pierdas, es muy probable si así tú lo deseas, que tu interior se embellezca cada vez más si canalizas bien tu aprendizaje de la vida.

Soy un fanático de los ojos bellos, eh aprendido que son la ventana del alma, en ellos puedes ver más allá del cuerpo físico que representa a la persona. Por ejemplo, si una persona es ciega y siempre lo ha sido ¿Crees que tendría los mismos cánones que una persona que tiene vista? Claramente no. Ya que, es muy probable que ni siquiera sepa de cómo es la verdadera forma de una persona, recordemos que como nunca ha visto nada, no sabe cómo es un color, una forma mucho menos nos podría describir si alguien es atractivo o no. Pero de algo que, si estoy seguro que por más que un ciego no vea, eso jamás impedirá que se enamore. Recuerda que nuestra mente funciona con sensaciones, las cuales atrapan nuestros sentidos gracias a olores, sabores, aromas, química, personalidad y mucho más. Porque la verdad que por más que no veas a una persona, las garras del amor igual pueden ser ensartadas en tu corazón.



En esta ocasión te quiero dar un pequeño ejercicio, te reto a que aprendas a ver el alma de las personas. Cuando estés con alguien del sexo opuesto mira su pupila muy concentrado, trata de ubicar su alma en el interior de su mirada, veras más de lo que jamás has pensado. Entraras en una sección que es muy peligrosa, donde sin darte cuenta puedes caer en las trampas del amor, porque como dicen por ahí las miradas matan.

Un caso impresionante es ver a una persona morir, me ha tocado un par de veces y de verdad vi como el alma despegaba del cuerpo, es como cuando una linterna se le gastan las pilas y la luz se va perdiendo poquito a poquito, hasta que ya no alumbra nada. La vida se esfuma exactamente igual, hasta que pierde toda la energía que ilumina el alma.


Por eso desde siempre me gusta apreciar las miradas, ya que estas nos dicen mucho. Busca quien llene tu alma, aquí tienes un pequeño consejo para comenzar, Los Ojos.