martes, 29 de noviembre de 2011

Amores Ingenuos

Ser simplemente alguien que sabe para donde va no basta, nuestras vidas son de por si complejas, imagínense que cada uno de nosotros siempre tiene aspiraciones, trancas, felicidades y desdichas. Para mí no es novedad ver el nacimiento de un niño como el funeral de una persona. Sabemos que nacemos, crecemos, nos desarrollamos, nos reproducimos y morimos. Pero de verdad eso es viendo a la especie humana en su calidad de animal, que no se cuestionara nada, pero el hombre razona, busca soluciones, se cuestiona todo lo que hace, es tanto que desarrolla conceptos extremadamente ingeniosos.
Bueno, eso es como individuo, pero vamos al concepto de hacer pareja con un par, tu sexo opuesto, hablando de las relaciones para engendrar familia por medio de la reproducción. Es aquí donde veo que la sociedad se forma de una manera muy singular, la solución de hacer familia es como una obligación en nuestras vidas. Pues claro, hay que asegurar pareja para tener hijos. Pero hoy cuanto niño sale de relaciones casuales ¿Porque él va a ser algo distinto? si total es un ser humano que va a caer en dos familias igual, alguien que todos debemos respetar, si bien vino porque así lo quiso la naturaleza y bienvenido seas.
Al final es lo mismo cuando uno se casa, hace toda la parafernalia que significa un matrimonio, invitados, pastel, regalos, familias que se unen, luna de miel, todas las promesas que trae el matrimonio, pero al final no sabemos mantener esa unión, se nos olvida lo que es importante y no. Ya se nos olvida conquistarla, ella ya no es la bella princesa que te enamoraste, es más, se empieza a transformar en la madrastra de La Cenicienta, no quieres ni llegar a casa porque de seguro te estarán mirando con cara larga, porque siempre va a querer mas, pues claro, olvidas un millón de detalles que son los que la enamoran, ella ya no quiere la vida de príncipes que le prometía el matrimonio, están ambos inmersos en la tortura de seguir juntos en una unión tediosa, que prometimos votos falsos para cumplir con nuestra meta que nos asigna la sociedad, el de hacer familia y obligarnos a juramentos para mantenernos unidos ante todo.
Suena bonito como lo ponen los cuentos de hadas me encanta, pero de verdad los príncipes, los millonarios, los pobres, tanto hombres y mujeres, somos frágiles ante las relaciones, nos guste o no nadie tiene el manual para saber llevar una relación. Debemos solamente elegir muy a conciencia, buscar a la persona adecuada para lo que uno quiere de la vida, pero tenemos que ver el entorno total, saber que quiere ella, que espera su familia de ella y como esperas vivir tus días. Si logras calzar todas las ideas juntas, abres tu mente para forjar un castillo completo de ideas de familia, lo que va a necesitar cada integrante en especial ¿Como no intervenir en las pasiones y gustos de otros? Bueno cuando lo logres me gustaría nombrarte para el premio Nobel, porque has descubierto lo imposible.
El amor es pasajero, es bello, creo que son muy pocos los que pueden decir algo malo de él, es cuando estamos en el éxtasis máximo de nuestro cerebro, pero de verdad duele, eso es indudable nadie puede decir lo contrario, pero a mí en lo personal eso es lo que me encanta, saber que el amor existe, porque duele, de verdad suena masoquista, pero es porque duele que lo sentimos y cuando lo tenemos no lo queremos perder, por eso explotamos en pasión y podemos derretir nuestros cuerpos juntos en oleadas de lujuria. Sabemos que no es eterno, además es escaso porque no es fácil de conseguir.
Yo no tengo ningún manual, no soy experto más en lo que a mí me ha tocado vivir, lo cual lo encuentro espectacular, me encanta, sufrí, hice sufrir y todo espero seguir haciéndolo, es parte de mi vida, tal vez la más importante, son las etapas que debemos pasar para crecer como seres humanos.
No le tengas miedo al amor, como tampoco al des amor, van juntos de la mano, lo tenemos que vivir para que aprendamos a disfrutar cada vez más de la pasión, esa que se entrega con ganas, porque sabes que no hay tiempo, el cronómetro está andando y lo que hoy es, mañana no será.
¿Cuánto cuesta? De verdad nadie se puede decir un experto, somos todos inocentes en este tema, pero es lo que lo hace sabroso. Detente un segundo piensa todo esto que te digo, cuanta hambre de pasión siempre tienes en tu mente, sabes que es deliciosa, en especial cuando estas con la persona adecuada. Cuando aprecias la situación global, lo importante que es tu otra parte en tu vida, en la de ese segundo, del momento específico que les toco estar juntos por cualquier motivo que sea, pero sus venas las inundó la pasión y los hizo explotar en lujuria. Pienso que es ahí cuando lo debes disfrutar, no importa qué tipo de relación sea, pero si hay pasión es porque algo tienen los dos, son almas que se llaman, pero se está jugando con fuego, en esta etapa siempre uno sale herido, por eso hay que buscar opciones verdaderas, el mundo está lleno de mentirosos que saben engañar tu pasión y haces entrega de tu alma a gente que no la merece.
La búsqueda no tiene fin, si ya encontraste a esa persona no debes detenerte, busca siempre todo lo que hace de esa unión una maravilla, hay que buscar siempre esa chispa que nos enciende, si tuvieron pasión una vez es porque en ese minuto la supieron ver, es cosa de buscarla para no perderla, tal vez ahí logres alargar tus relaciones.
Busca, encuentra, conquista y muere con la chispa constante que encienda tus pasiones, esto hasta que tu cerebro deje de existir, porque es ahí cuando tu alma ya no le serás útil.