miércoles, 9 de noviembre de 2011

¿Cómo elegirlas? Si todas me gustan.



¿Saben que el mundo es un lugar extraordinario? Son miles de cosas las que te pueden pasar cada día, con mucho gusto escribo en este blog todo lo cotidiano de la vida, donde todos sabemos que hay gente para lo que sea, me encanta eso, para mí lo mejor es cuando tu energía logra mezclarse con las personas adecuadas y pasas por momentos increíblemente poderosos, donde te puedes reír, desordenar, disfrutar, enamorar, pelear, lo que sea, es parte de lo que significa interactuar en el medio. Pero para mi impresión hay algo que me llama poderosamente la atención, como siempre digo, además es un poco de lo que se trata este blog, la mujer moderna es un ser más evolucionado, hoy debemos aprender a vivir con el nuevo estilo de chicas que tenemos, para mí no está ni bien ni mal, es lo que es. Hemos evolucionado, lo cual como todo tiene su lado claro y oscuro. Si bien nos estamos transformando en seres muy exigentes con todo, no es distinto en nuestras relaciones, donde queremos la perfección, lo cual pienso que es un error, ya que nadie es perfecto y mucho menos una relación, si para hacerla perfecta debemos solamente sacrificarnos, hacer hasta lo imposible para que la otra parte este bien. Pero de verdad ¿Cómo? Si al final todos tenemos relaciones casuales, donde el sexo es un tema cada vez más poderoso. Esto no es cuento, para mi si el sexo no es bueno ya todo está mal, eh tenido unas cuantas relaciones donde el sexo era pésimo, la verdad no sé porque, es ahí cuando pienso que la química es elemental. Pero así no más el sexo es caprichoso y cuando no es, simplemente no lo es. Es aquí donde empieza mi historia, fue hace un tiempo atrás donde en esa búsqueda constante para encontrar a la adecuada, donde me toco vivir una experiencia muy subliminal, estaba saliendo con tres chicas a la vez, vaya uno dirá la suerte de este, pero nada especial fue una casualidad, así como uno a veces se la pasa solo un tiempo, también le toca para el otro lado. Pero fue ahí el problema ¿Cual es la importancia de elegir bien? ¿Cómo enfocarse? si son al final más de una la que siempre me va gustar para hincarle el diente. Si ¿Cómo no? la mujer es una arma mortal, nos atrae en forma animal, lo queramos o no, no es controlable. Pero bueno fue ahí mi locura, de las tres todas me servían y me venían bien hasta que empezó el sexo. De las tres todas eran distintas en la etapa del sexo, para que me entiendan las vamos a caracterizar con animales que representan un poco como jugaban ellas en la parte más deliciosa de la relación. Definición: A) La Pantera: Para mi estas son mujeres muy sensuales, suaves de movimiento, voraces comen con una capacidad ilimitada, tienen claro la presa que quieren y te van a asechar en forma constante, son felinas, jugarán contigo en forma constante, pero su intención es siempre tener una presa en sus manos. Serás devorado en forma deliciosa, pero como buena pantera les gusta cazar, son deliciosas y demasiado apasionadas, su problema está en la fidelidad, sus características de cazadora, hacen de ella una felina que será desleal a la hora de tentarse con otra presa, eso no lo pone en duda ni por un segundo, ya que su instinto está por sobre ellas. B) La Coneja: Esta es la típica que quiere hacer familia, es peligrosamente reproductiva, sus intenciones son procrear y te come en forma constante sin preocuparse de su fertilidad, es un sexo más animal, pero un poco rápido y torpe, bastante menos sensual que el de una pantera, pero son más leales porque se están concentrando en una presa para hacer familia. No son devoradoras ni buscan más presas que la que quieren para reproducirse. C) La Loba: Esta es como el lobo, te escucha mejor, te mira mejor y te come mejor, son muy leales, compañeras preocupadas y ayudan en la formación de la pareja, pone mucho de su parte a la hora de servirse a su presa, se preocupan de que la relación funcione y son verdaderas compañeras en toda la relación, cuando estas con ellas es un gusto porque son muy entretenidas y fáciles de comprender, tienen sus cosas claras por lo cual no buscan más presas que la que ya tienen. Su egoísmo es limitado. De todas maneras la mejor raza de todas, ya que, no sólo satisface los deseos carnales, además se preocupa de mejorarlos y crear una relación más solida.
Estas son las características más básicas que puedo definir de lo que fue esta situación, de verdad no es algo fácil de decidir cuando alguien quiere tomar una decisión de quien es la persona con quien quieres vivir el resto de tus días o por lo menos hacer el intento de hacerlo. Para mí cada una tenía sus características interesantes, son la delicia que Dios nos dio, por algo el hombre cuando se enamora pasa a ser un zombi poco pensante, que andamos a merced de esos cueros que nos vuelven locos. Cuanto más las conozco más me asombran, todo el reino animal completo puede definir a los distintos especímenes que hacen de hombres ratones, de dictadores conejos asustados. Son ellas las que controlan nuestro mundo. Al final son nuestras madres, hermanas, hijas, amadas, amantes y amigas. Para mi es tal vez la forma necesaria que tenemos los hombres para hacer grandes cosas ¿En que nos inspiraríamos si no es en ellas? Si yo mismo escribo todo este blog gigantesco, lleno de ideas grotescas, gracias a que mi corazón se llenó de cicatrices provocadas por las mejores, esas que por más que pensaba que yo era un gran guerrero, me hacían ver que no era más que un simple eh inocente niño mimado por el mundo, que cayó una y otra vez en redes de mentiras verdaderas. Esas relaciones que no eras más que carne para ser absorbida por dientes de lujuria y perversión. Donde pasas a ser solamente un pasatiempo para ser torturado, donde de verdad puedes ser amado, pero tu mente estrujada será la forma en que tu alma se llene de lo necesario para completar su camino, que forjará su destino. Espero, saber ¿Cuantas decisiones más tendré que tomar? Todo para elegir a esa que rasgará mi corazón en mil pedazos para entregárselo de alma sin que me importe cuanto más podre vivir sin él. ¿Quién será? Esa que torturará mi alma hasta dejarme derretido en placer, la que permitirá que duerma sobre carne derretida, para sentir el poder con el que evoluciona mi alma. ¿Cuánto debemos tener claro? ¿Cuándo estamos en lo correcto? ¿Cuánta es la paciencia? ¿Cómo definir a nuestra bestia, que debe controlar nuestra alma? ¿Cómo no amarlas, si son bestias fascinantes? Amigos las preguntas son millones, nada que hacer. Pero de verdad que mejor que ellas, es el don que se les dio, hacernos débiles es una realidad, yo lo soy, pero de verdad ¿Cómo no? Si para mí son una pasión que no controlo. Escribo todo esto con orgullo, porque es un poder inmenso el sentir amor o atracción a estas bestias que nos vuelven locos, prefiero sufrir los placeres del infierno a no haber sentido jamás nada por alguna de ellas, es una necesidad pasar por estas etapas de tortura que hacen de nosotros seres pequeños ante las bellezas que nos transforman en verdaderos corderos dispuestos a ser devorados. Deja que el amor a ella te devore, por más que duelen las malas relaciones, son las que agrandan nuestro espíritu y nos convierte en seres grandes de alma, el no sentir todo eso sólo convertirá tu alma en una mini chispa de energía que poca fuerza tendrá. Nuestra naturaleza es así por algo, para mi nada que hacer, solamente debo disfrutar cada momento que paso con la indicada. Es la delicia más placentera que eh vivido y el sufrimiento que puede provocar es verdad que te acerca al infierno, pero te hace ver que realmente estas vivo, por eso lo que es yo, subo y bajo, no le temo al maligno, si para mí significa poder tener algo con ellas, es más lo saco de su trono si es necesario, pero lo que ellas me hacen sentir, no lo atemoriza nadie ni nada, cruzo la barrera que me impongan, porque tengo claro que vale la pena, mi pasión son ellas quiera o no, son lo que realmente controla mi alma, lo cual no me da vergüenza decirlo, muy por el contrario, salta mi orgullo porque me doy cuenta que tengo alma y es cada vez más poderosa.