jueves, 28 de julio de 2011

Pasión Prohibida

Una vez que uno crece sabe que es correcto y que no, somos seres apasionados, nos dejamos llevar por esa voluntad que tenemos por identificarnos con algo, algunos se sienten identificados con deporte otros con lectura, cine, arte, música, sexo, cualquier cosa que nos suba esa adrenalina que nos hace sentir vivos.

Yo en lo personal me apasiona mucho vivir una vida entretenida, para que decir cómo me gustan las mujeres, problema que lo tengo de niño. Nunca eh olvidado mi primera vez que con mis apenas trece años fui absolutamente absorbido por una dulce mujercita de diez y siete. Wow no había más que visto una que otra revista PlayBoy y con suerte un video xxx del papá de un amigo. Mi primera experiencia fue relativamente buena. Sin saber mucho del tema a esa edad todavía, creo que mi instinto fue superior a lo poco informado que pude haber estado aún, pero en especial influyó mucho el aporte de una profesora del colegio a la cual le tengo mucho cariño, quien de muy chicos nos enseño muy claro que es el sexo y como debe ser. Nos dio una gran educación sexual al curso completo y gracias a ella siempre eh sabido que las relaciones sexuales nunca deben ser egoístas, siempre es importante que tanto ella como tú deben disfrutar al máximo ese choque de energías cósmicas.

Bueno, eso son los principios de mi vida, pero el tema pasa de eso, es en mis años mozo cuando ya teniendo un bar bastante popular, a eso de mis veinte y cinco años como dueño viví las experiencias más extremas en el barrio alto de Santiago de Chile. Ciudad increíble donde si uno sabe cómo pasarla bien, realmente puede vivir las situaciones más alucinantes.


Mis experiencias locas iban una tras otra, como estar en accidentes fatales y sobrevivir. Pero lo más increíble es terminar después de ocho horas de operación en la clínica para reconstruir mis huesos que quedaron hechos polvo con semejante accidente. Pero al despertar tener esperando a una dulce señorita que fue una de mis amantes más importantes en mi vida, tal vez un desperdicio de mi parte al no ver la manera de quedarnos juntos, ya que ella sabía muy bien que significa pasión, como satisfacer a un hombre y realmente fueron las sesiones más sensuales que eh vivido, con alguien que realmente me amaba como debía ser. Todo tan increíble que yo figuraba en la clínica con mis dos pies colgando con yesos en amabas piernas, con esos líquidos raros que nos ponen los doctores todos enchufados a maquinas dignas de un capítulo de la guerra de las galaxias. Cuando entra la dulzura de mi vida, esa mujer que siempre estuvo en los sueños de cualquier hombre, linda, inteligente, sensual y sumamente provocativa. Entró con una sola intención terminar lo que no habíamos logrado gracias al accidente. Enchufado y todo mi instinto de macho alfa no falló, ella venía dispuesta a desquitarse, amigos la puerta de la pieza la cerro ella con llave, la pasión desbocó todas las neuronas de mi sesera, fue tanto que las horas se hicieron segundos cuando repentinamente suena muy fuerte el timbre de la pieza y yo con mi cuerpo enchufado figuraba con olor a sexo y sumamente transpirado como semental en plena acción.

¡Oh! nos asustamos ambos que para ese entonces no habíamos notado las horas que habían pasado, contesté un tanto exaltado, una enfermera un poco enojada me dice que pasa que mi puerta está cerrada y que afuera esta toda mi familia esperando para entrar a verme y no contestaba nadie. Qué imagen amigos, ambos quedamos locos no se imaginan lo que hizo en mi esta situación para peor los orgasmos produjeron un sobre salto en mi además que la mitad de las mangueras que tenía conectadas ya tenían un escándalo en la habitación porque no sé si era normal pero provocaban en las maquinas a las que le llegaban sus lecturas, una locura similar a la de un robot borracho.

Ella abre la puerta y entra al baño inmediatamente, cuando la enfermera entra se da cuenta que alguien entró apresuradamente al baño. ¿Qué pasó? me dice un tanto exaltada la enfermera, cuando veo atrás a mi familia completa entrando, abuela, tías, padres, primos, hermanos, incluso varios amigos todos un tanto asustados porque muchos creían que podría haber muerto. Para peor yo figuraba un tanto deforme entre el accidente mezclado con la pasión que todavía tenía mi ritmo cardiaco a mil, la cara de mis amigos, hermanos y primos era obvia con risas me miran todos, en tanto padres, tíos y abuelos un tanto indignados por mi actitud de locura que los hizo pasar un gran susto.

Bueno, pero lo más impresionante fue cuando salió mi princesa favorita del baño, la cara de pasmados de todos los machos presentes era demasiado obvia, entre impactados y disimulando ya que ella realmente es una mujer atractiva, nadie sabía que decir. Yo cuan hombre loco que siempre fui no sabía que mentirita decir para pasar desapercibido. Pero nada, asumir que mi instinto por lo general me controla más que mi cerebro.

Desde ese entonces, bueno más bien siempre creo, eh sido considerado el excéntrico de mi familia, lo cual no sé qué decir, porque hay gente que le apasiona otras cosas, a mi me apasiona la pasión cuando es bien entregada, la pasión de una mujer que te ama no tiene comparación, amigos no hablo de sexo solamente, es el todo cuando realmente se comprometen con tu alma y se entregan a ti sin importar las circunstancias, es lo que realmente vale cuando uno tiene a una de esas chicas, que a mi gusto son las mejores que encuentras en una sociedad, esa chica que sabe desahogar su amor en ti y tu sabes crear esa pasión prohibida, donde todo apego a la realidad hace de ello un acto de locura valido.


Bueno, a esa amiga infinita le dedico este texto que mucho esta casi calcado a la realidad, donde a veces critico a mi ser por haber sido un baboso y no darse cuenta que mujeres así son pocas y cuando la encuentras debes saber aprovechar esa pasión que tu configuras en su mente, haciendo que te lleven a estos rincones oscuros de tu historia, creando las pasiones prohibidas que al final todo hombre realmente quiere tener con esa chica soñada en su yo interior.