domingo, 30 de octubre de 2011

Lo que ellas quieren


Son días que mi cabeza está hecha un desastre, signos de locura se asoman, mi vida es un destino definido, se que lo que hago está pasando por algo, me sale de las entrañas aunque parezca sicodélico y ridículo. Lo que sea, sale de mi corazón, no lo controlo tan fácil como los demás puedan pensar, soy un hombre que su pasión la desborda en llantos de gloria. Hoy como siempre me cuestionaba algo, esta vez mi pregunta estaba en ¿Que era la gloria? De verdad ¿Cómo podía definir esa palabra? Suena tan poderosa. Tanto que mi camino recorrido está lleno de gloria, de verdad, no estoy tan loco como para no darme cuenta. Gloria es un estado de máxima euforia, donde si lo vemos en un sentido hippie es una explosión de energías positivas. ¿Saben cuándo es que más han tocado la gloria y no se han dado cuenta? Bueno, la verdad que es más común de lo que piensan. La Gloria viene en la conquista, cuando el hombre lograba conquistar un objetivo estaba en la gloria, ahora a más difícil el objetivo más gloria, eso es irrefutable. Les explico en términos de macho, por ejemplo no hay gloria en ir de putas, si bien puedes satisfacer una necesidad animal, no tiene mucha gloria en pagar por dejar usar. Ahí es sólo sacar una calentura, estas por debajo de la gloria, porque no es ningún esfuerzo más que gastar tu dinero. La gloria la verás cuando por ejemplo sabes lo que ellas quieren, empiezas a leer sus intenciones, buscas, conquistas y arremetes, ahí tendrás algo de gloria, pero cuando buscas a la presa que tu quieres comer y esta a la vez está dispuesta a ser comida porque a la vez tu eres su presa. Bueno es ahí cuando empiezas a tener gloria de verdad, cuando son tus versos los que conquistan las venas de esa dulce y rica silueta que tu alma necesita hacer suya para contemplar los montes del Olimpo y convertir tu codicia por sensualidad en la gloria de tu alma, esa ahí, cuando haces bien las cosas, conquistas espacio por espacio, descifras todo sobre tu rival y le sacas toda la verdad de lo que ella quiere, la haces saber que lo tienes claro y la haces gozar de manera sobrehumana, le robas suspiros de placer haciendo de tu cuerpo calambres de electricidad que rellenan tu corazón, sacando la sangre de tu alma para fundir tu cuerpo con el de ella. Haciendo de ti un volcán que explota con pasión, haciéndote tocar la gloria en cosa de segundos. Estas en manos de los Dioses sabes que cumpliste con una misión difícil pero ella como nunca tocó la gloria contigo.
Es ahí, cuando revisamos en nuestro subconsciente que nos damos cuenta que hemos vivido la gloria, sabemos lo que ellas quieren y hacemos de nuestro encuentro carnal una verdadera explosión de energía, porque le entregamos a ella el poder que realmente necesita para que pueda tocar la gloria también. Al final si quieres algo y luchas por ello con pasión, haciendo que refuerce tu ímpetu de conquistador con todo lo posible para lograr tú objetivo, pero de verdad eso pasa en todo tipo de cosas. A mí en especial, con la que derrite mis huesos, la que hace que mi corazón se desequilibre, esa que hace que mis venas se llenen de veneno de amor, la que me droga al solo verla pasar, con ella es cuando abro los ojos para darme cuenta que si uso lo que se, saber lo que ella quiere, es ahí cuando toco la gloria, cuando mi pasión se combina con la de ella para transformarnos en seres humanos gloriosos, esa es la mejor gloria de todas, la que logro de verdad transformar mí ser en un desequilibrado, que ama con descontrol, que busca satisfacer todo lo que ella quiere solo para hacerle sonreír y transformarla en la Diosa que quiero tener, esa es mi visión de la gloria, caer tumbados con los cuerpos derretidos en sentimientos puros y verdaderos, sin la mentira, solo con la pasión que acobija nuestros verdaderos sentimientos de guerreros de la luz, haciendo de nuestras almas verdaderos escudos rellenados con sangre de pasión y magia del Olimpo. Cuando logras llegar a esta realidad, sabes que no hay vuelta atrás, empezaste un nuevo andar de hombre glorioso, puede que esto dure mucho o dure poco, lo importante es que siempre sepas lo que ella quiere, para que el fuego que pasa por tus venas y las de ellas nunca se apague, que siga su combustión por siempre, para mantener a ambos tocando el Olimpo, hacer de cada momento algo importante. Hoy como siempre te digo que una buena razón para elegir bien, esta en tu alma, es esta, que cuando está alojada en tu mente, la que hace de ella una versión de la realidad que quieres ver, no te rindas ante cualquier obstáculo, siempre hay maneras de conquistar la gloria, no desesperes, mejor demorar pero no rellenar con falsas esperanzas mintiéndole a tu alma, si no es, no es, sigue tu búsqueda aunque cueste, es más, al costar más, veras cuando lo logras el nivel de gloria lo alto que es, por eso es tan importante saber qué es lo que ellas quieren, lo cual no es difícil de averiguar, de hecho generalmente son expertas en decirnos lo que ellas quieren con mensajes ocultos, cuando los descifres serás el hombre que quieres ser, ese conquistador pero de alma, el de verdad, el que lo hace bien con un fin real, con nobleza en el corazón y con la verdad de frente. Cuando entres en el camino de la pasión con amor te acordarás de mí, no estás de relleno en este mundo y todos absolutamente todos tocaremos la gloria más de una vez, solamente tenemos que saber buscar la que es la correcta manera de hacerlo. El problema que para mí, esa es la más importante, cuando se lo que ellas quieren y hago de su vida algo dulce de vivir, para que sus venas siempre estén llenas de la buena energía que hace de su corazón más dulce, así me lo pueda comer a pedazos noche tras noche hasta que mi alma se gaste o mi mundo explote en pasión animal. Cuando quede enterrado en la tierra de los Dioses, para morir con su dulce veneno en mi alma de conquistador del camino verdadero, con esa mezcla de pasión y gloria, que hacen explotar los corazones nobles que funcionan con amor real y no ficticio. Cuando logro estar en este plano de mi verdad es que la gloria es mía. Moriré en el Olimpo con ella, con nuestros cuerpos desgastados por el tiempo, pero nuestra mente rellenando nuestras almas de gloria, para vivir por la eternidad en los caminos en que viajan las almas poderosas como las que tocaron el amor y lo convirtieron en la electricidad de sus venas, hasta que sus cuerpos se desgastaron por completo, haciendo de las almas poderosas naves que podrán viajar por los rincones infinitos del universo, hasta que encuentren nuevos guerreros de la luz que puedan ser rellenados para vivir todo de nuevo y encontrar nuevas hazañas para lograr la gloria que hace del alma las fuentes de energía que deben ser. No vemos en el Olimpo para que nuestra gloria quede en las maravillas de la energía cósmica incontrolable que tienen los sueños del hombre, que se haga la luz que ilumine nuestros destinos y muramos en la gloria de la pasión del verdadero amor.