viernes, 20 de mayo de 2011

¿Cuántas veces en tu vida has perseguido el amor?

Un día más en la ciudad, confundido después de salir nuevamente con una personita tan dulce como la miel, con ojos cristal de avellanas y piel de leche láctea. La verdad que nunca soñé ser un héroe ni un Don Juan, solamente busco el amor de verdad. En mi vida lo perseguí en los lugares más insólitos de la tierra, en idiomas que no eran el mío, pero por Dios, como mi corazón a pasado por encrucijadas extrañísimas, me enamoré de brasileñas sin saber una gota de portugués, de francesas donde lo único que sabía decirle era ¡We! , pero como me costaba dar con lo que realmente busco, hasta el día de hoy sufro de alucinaciones de amor, donde el mirar a los ojos a cualquiera que ya me llamara la atención me significa un martirio, sabía que debía evitar caer en ese enamoramiento, el cual tengo claro que me va a transformar en un baboso nuevamente, donde mi ser se convierte en esclavo de sentimientos, los cuales no puedo controlar con mi ser consciente, donde mi yo interno se empequeñece y pasa a ser dominado por emociones promovidas por bellas siluetas y en especial por miradas de magia.
Todo se basa en el conocimiento, mi experiencia de perro viejo me deja claro que el amor es difícil de distinguir, pero que siempre está ahí, en el aire, es el oxigeno que respiras cuando estas con ellas lo que te confunde, son los latidos de tu corazón que bombean de una forma extraña drogando tu cerebro con escalofríos de amor, son sensaciones extremas las que te hacen darte cuenta que persigues el amor, pero que en verdad no lo quieres encontrar, ¿Cuánto a de costar? ¿Cómo debe ser? ¿Quién debe ser? Son millones las preguntas que te puedes hacer, pero a veces simplemente sabes que es ella, pero solamente te nublas y no actúas como debes, transformándote como siempre en un baboso torpe, que poca concentración tiene gracias a los delirios de amor, que no permiten que pienses con claridad.
Hoy la verdad que es tanto el conocimiento que tengo, que al final me doy cuenta que el amor es un paraíso perdido que existe pero que nunca controlamos, no se imaginan cuanto eh amado en la vida, si de verdad los demás han pasado por lo mismo en especial ellas, ¿cuán complicado ha de ser llegar a tener una relación como la que yo busco? esa relación de verdad, donde hablemos de todo, donde se haga el amor con pasión, eso no lo hablo en un sentido vulgar, me refiero al que se hace despacio, con dulces caricias de piel suave mezclada con fuertes espasmos de aire que condensan el oxigeno haciéndolo más pesado y difícil de respirar, me refiero a esas mirada que penetra tu Yo interior y lo deja dormido, suavizando tu alma dejándola con la dulce droga de amor que nos transforma en dóciles tigres dominados por la pasión de momentos de gloria celestial.
Hoy les digo, que el amor lo eh buscado en millones de ocasiones, ah pasado frene a mí y a mis espaladas, me cuesta elegir a la indicada aunque mi alma me conoce y siempre sabe cuál es, solamente sé que yo debo amar porque mi ser celestial me controla y esa voz no deja de empujarme a esa realidad de pasión descontrolada. Aunque tengo claro que ese baboso que llevo adentro cada vez que abra mi corazón me va a jugar malas pasadas, pero no cesaré en mi batalla por encontrar ese amor que es verdadero, aunque el infierno venga por mi y los Ángeles del mal me persigan con sus flamas de maldad, luchare contra las bestias de la humanidad, me enfrentaré a mis propios demonios, pero sé que toda lucha siempre vale la pena porque ese amor que busco me está esperando, para mezclarse como seres de pasión que somos.
El amor es una búsqueda sin fin, que nunca es mucho y siempre se hace poco, es una droga la cual siempre queremos más, donde si bien puede ser satisfecha hasta cierto punto, está la necesidad de mas igual.
Ustedes dirán y este imbécil hoy si que se volvió loco, pero no, la verdad es que por eso creo que una pérfida es de temer, si bien no sé como son todos tengo claro que para mí el amor es para entregarse por completo, porque entregarme a medias me da mala leche y como eh viajado por las nubes del amor tengo claro que es necesario sacar del camino a cuanta pérfida que se atraviese, tanto delante mío como de esas buenas chicas que no merecen perder el verdadero amor por culpa de una pérfida que realmente no lo sabe apreciar.
Si bien el amor realmente creo que lo debes perseguir, te debes dar cuenta que para hacerlo no puede ser cualquier, si no logras encontrar a tu verdadera mitad, debes luchar hasta encontrarla o saber la manera de cómo hacerla tu primera mitad.
La vida te persigue y siempre estamos en constante movimiento, donde las fases para estar juntos siempre serán complicadas, por eso debemos aprovechar cada momento de la vida, en la búsqueda del amor, eso no porque si, es porque nuestros hijos deben nacer con amor de verdad, sin justificaciones barata y siempre acomodados a la fuerza del cariño.