sábado, 7 de mayo de 2011

¡Sexo! en el Probador!


Sexo en el probador: el porqué de la fantasía.

Por lo estrecho, íntimo y caluroso, te mantiene escondido del resto del mundo, pero al mismo tiempo te encuentras rodeado de gente. Tú los oyes pero ellos no te ven. Es un lugar muy típico donde nos sacamos la ropa, bueno también en la casa. Hay si los probadores hablaran, nos contarían las miles de historias de personas que han tenido sexo ahí, me cuento entre uno y no fue idea mía, además me di cuenta de que no era el único que lo hacía y es uno de los lugares menos extraños que me a tocado, pero la adrenalina que se vivió valió la pena.

Las ventajas del probador

-La adrenalina de ese delicioso momento hará menos doloroso pagarle lo que sea a la tienda.
-Es una fantasía que a ella la envidiaran sus amigas y a él nunca se le va olvidar, ya que es una experiencia única. Algo más que añadir a tus experiencias sexuales
-Esta es una buena técnica para una pérfida porque de esta manera el jamás reclamará por ir de compras, te recomiendo que la uses y tendrás a un adicto al mall siempre.

Los inconvenientes del probador

-Bueno algunos inconvenientes son que te pueden descubrir y tener algunos problemitas con la policía.
- Otra que no falta el despistado que abra la puerta pensando que estaba vacío y te termine viendo toda la tienda.
- Bueno, no falta el mirón que lo puedes volver loco si son muy gritones.
- El lugar no es muy glamuroso, pero de verdad que la adrenalina lo compensa.
- Lo estrecho del lugar puede llegar a ser un poco incomodo. Pero si tienes suerte puede haber una silla o una mesita que te ayude a tener buenas posiciones. Que tu imaginación te ayude en eso.

Sugerencia de travesuras.

-Si van a una tienda de lencería ella puede hacer un mini desfile y jugar un poquito en exclusivo para él. Además comprarías modelitos que nunca comprarías sola y a él no le dolería pagar por los más caros. ¡Ya que vera lo bien que te quedan!
- Para hacerlo, ideal que sea un fin de semana con el local lleno, como las vendedoras estarán ocupadas es un buen momento para que no se den cuenta, además como hay tanta gente pueden pasar absolutamente desapercibidos, así sus gritos y gemidos se camuflarán con el ruido de tanta gente.